ACTIVAN UN OPERATIVO SEDUCCIÓN EN EEUU PARA ATRAER INVERSIONES EN TRANSPORTE

0
35

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, viajará a fines de noviembre a Washington para presentar el plan de transporte, que necesita USD 33270 millones.

La construcción de caminos, puertos, trenes de carga y aeropuertos es una deuda pendiente en la Argentina. Y los años de abandono en estos casos no se pueden esconder: están a la vista.

Aunque se plantea como una prioridad para el Gobierno de Mauricio Macri, los millones de dólares de inversión que requieren estas grandes obras no tienen margen para depender sólo de un Estado que lucha con su propio déficit. Los privados deberán hacer su parte. Y para que esto suceda, tienen que tener la confianza para invertir en el país.

Es por eso que después de las elecciones una nueva misión se pone en marcha. El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, visitará Washington y Nueva York para reunirse con 3o empresas de infraestructura y con fondos de inversión, en una especie de "operativo seducción" para presentar los principales proyectos y la figura de Participación Pública Privada (PPP).

El viaje será entre el 27 de noviembre y 1 de diciembre en Washington y Nueva York, y empezó a tomar forma en el marco de la visita del vicepresidente Mike Pence a Buenos Aires en agosto, cuando Myron Brilliant, vicepresidente de la Cámara de Comercio de EEUU, se reunió con Dietrich para iniciar las conversaciones sobre estos proyectos.

La lista aún no está cerrada, pero según supo Infobae, grandes compañías como Becthel Group, Ingeniería Parsons y el grupo Fluor ya están anotadas para una reunión con el ministro en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos. Manuela López Menéndez, secretaria de Obras de Transporte, también será parte de la comitiva oficial.

Ya está también confirmada una audiencia con la republicana Elaine Chao, secretaria de Transporte de los Estados Unidos, y luego hay una hora de agenda abierta para reunirse con organismos multilaterales como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el FMI.

Detrich explicará a los inversores el Plan Nacional de Infraestructura y Transporte, llevará carpetas con los detalles de cada proyecto y también se enfocará en el financiamiento.

La suma que se necesita no es menor: se necesita una inversión pública y privada de USD 33.270 millones para construir 1.100 kilómetros de autopistas, renovar kilómetros de vías de ferrocarriles y obras como el Puerto de Rosario, donde los millones de dólares irán a obras viales y vías navegables. El tren que necesita Vaca Muerta para mejorar su productividad desde Bahía Blanca hasta el yacimiento en Neuquén también se asomará entre los proyectos.

Como el financiamiento es clave, Dietrich se subirá al día siguiente al tren AMTRAK hasta Nueva York, donde se centrará el resto del viaje.

La mesa redonda en el Consulado de Argentina ya está definida. Dietrich proyectará una presentación en una pantalla ante el sector financiero y grupos de abogados de Nueva York para mostrar los principales proyectos, qué financiamiento necesitan y cuáles serán las próximas licitaciones.

Las reuniones con las autoridades de transporte de Nueva York y la visita a la Grand Central Terminal aún están por confirmarse, pero ya hay una reunión cerrada: habrá un mano a mano con 15 inversores en la sede del JP Morgan, donde también habrá representantes de la US Chamber of Commerce y la Amcham.

Estos proyectos son de largo plazo y llevarán entre cinco y ocho años, con inversiones que se reparan en 20 años. En la Argentina, el 80% de la inversión en infraestructura venía del Estado, cuando en países desarrollados en el resto del mundo ese porcentaje es del 25 por ciento.

Los inversores saben que el plan de infraestructura es clave para el desarrollo del país y que el Gobierno no tiene margen de maniobra para usar los fondos públicos. En síntesis, esas empresas se sientan a la mesa y saben que las necesitan. Ése no es el problema. La duda de las compañías está en el largo plazo.

"La discusión no es si Macri es institucional, sino que esa institucionalidad se mantenga más allá de su gobierno", aseguran a Infobae fuentes cercanas a estas empresas.

En el camino, los empresarios consideran que hay cuestiones pendientes como una mejora del marco normativo, del regulatorio y defensa de la propiedad intelectual, un pedido a la Argentina que se escucha en más de un nivel gobierno por parte de los Estados Unidos. Con todo, no tienen el foco en las elecciones legislativas: la duda está en qué pasará en 2019. Y para el Gobierno, la incertidumbre principal es si invertirán antes o después. (Fuente: Infobae)

02 de Octubre (Valor Local)