COMENZÓ LA EXPORTACIÓN DE CARNE A JAPÓN

0
5

En menos de una semana se desencadenaron una serie de noticias ligadas a los agronegocios de la carne que permiten creer en ser optimistas respecto del potencial exportador del país · Desde el 2011 que las exportaciones de pescados y mariscos superan a las de carne bovina: un poco por mérito de la industria pesquera, pero mucho por la abismal caída de ventas de carne.

En diciembre de 2015 la nueva administración liberó las exportaciones de carne vacuna y redujo a cero sus retenciones. Se dejó en el pasado un delirio cuyo saldo fue una liquidación masiva del stock ganadero, un encarecimiento significativo del precio de la carne en góndola (con fuertes picos en 2010 y 2011 y en septiembre de 2015) y un derrumbe de exportaciones que generaron quebrantos en la industria frigorífica con cierres de puestos de trabajo. Debido a que el mercado de animales pesados (superiores a 450 kilos) es el extranjero no tenía sentido invertir en ellos y el peso medio de faena cayó significativamente: a mismas cabezas faenadas, menos carne producida. Era una calamidad.

Las exportaciones en 2018 se recuperarán alcanzando un poco más de la mitad de toneladas que las que se exportaron en 2005, cuando tocamos el récord histórico de 771 mil toneladas

Mientras tanto, Brasil multiplicaba varias veces el rodeo de su ganado y se transformaban en el mayor exportador de carne del mundo a la vez que sus frigoríficos, financiados por el BNDES, se lanzaban en una ola voraz de adquisiciones. Primero por la región, luego en Estados Unidos. ¿Podríamos haber sido nosotros? Nunca lo sabremos, elegimos tirarnos un tiro en el pie.

Las exportaciones en 2018 se recuperarán alcanzando un poco más de la mitad de toneladas que las que se exportaron en 2005 cuando tocamos el récord histórico de 771.000 toneladas y el país alcanzará el séptimo puesto como exportador mundial de carne. El crecimiento es incesante: a mitad de 2018 las exportaciones duplicaron a las de todo el año 2016.

El trabajo en la industria se recupera y el Presidente estuvo en la reapertura de una planta en Carcarañá que durante el anterior gobierno debió cerrar (junto con plantas de aquellos adquiridos por capitales brasileños). El ritmo del mercado local comienza a marcarse con el compás chino, principal destino de nuestras exportaciones.

La muy reciente apertura del mercado oriental para carne enfriada y con hueso promete una nueva tracción de demanda para todo el sistema.

Como se encarga en señalar el analista de mercados ganaderos Matías Sara (@contalito) todo esto sucede en un clima en el que los argentinos consumen la misma cantidad de carne de siempre y es más barata en relación a su salario. Si: misma cantidad de consumo, más exportaciones y precio local más bajo hace ya casi dos años.

Mientras tanto, se anunció que está en camino el cierre del Mercado de Liniers que concentraba una fuerte ineficiencia logística para su traslado a un hub de autopistas que dinamizará la movilidad de la mercadería. Un crecimiento de herramientas digitales y audiovisuales a la hora de comercializar el ganado en pie hará más robusta la formación del precio.

Instrumentos como el ROSGAN le otorgarán a los actores del sistema mayor información para cuidar el ciclo de un negocio tan largo. Los productores ganaderos que lo incorporen en su sistema de decisión ganarán.

El blanqueo del negocio de faena que lidera el Gobierno Nacional desde la Mesa de Carne permite una mejor competencia por la hacienda. Ese proceso de blanqueó paulatinamente comienza a expandirse en el sistema de comercialización. Se avanza también en una unificación del estándar sanitario a nivel nacional, lo que eliminará submercados de ineficiencia que le quitaban a la industria un foco exportador.

Queda mucho trabajo por hacer, el país aún sigue ofreciéndole carne al mundo como si vendiera Fititos cuando en realidad produce Ferraris. Sin embargo, es difícil no sentir optimismo

Finalmente, vendrán mejoras en la tipificación y el esperado destierro de la media res como forma de comercialización: se eliminarán así ineficiencias logísticas y de mercado que esta implica, obligando al ganadero a una integración sub-óptima de la media res por parte del carnicero. Vender cortes populares en barrios acomodados (y viceversa) implica una pérdida de valor para el sistema, que impacta en el consumidor que debe pagar relativamente más caro el corte que desea.

Hoy crecen en la Ciudad de Buenos Aires las redes de carnicerías que optimizan la distribución por cortes, a la vez que ya hay por lo menos 4 carnicerías que buscan ofrecer productos diferenciados (mayor variedad de cortes, esfuerzo en tipificación y procesos de añejamiento).

El esfuerzo es grande porque implica la negociación con nodos de un sistema cuyos intereses de corto plazos muchas veces conspiran contra el interés común del sistema en el largo plazo. La Mesa de Carnes está cerca de romper una dinámica autodestruciva de décadas. Implementados de la manera correcta, todos estos cambios redundarán en una mejor transferencia del valor en góndola del sistema hacia todos los actores que dentro de cada nodo productivo se esfuerzan por hacer mejor las cosas. Dicho en criollo: no habrá lugar para obtener ventajas dependiendo del lugar ocupado en el sistema, las ventajas surgirán de la eficacia y la eficiencia.

Ayer despegó el vuelo hacia Japón con el primer envío de carne vacuna producida al sur de la barrera sanitaria patagónica: el frigorífico es local y forma parte de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA) y su comprador un trader global de entre otras cosas alimentos, el gigante Marubeni. En poco tiempo zarpará un barco de diez toneladas.

Queda mucho trabajo por hacer, el país aún sigue ofreciéndole carne al mundo como si vendiera Fititos cuando en realidad produce Ferraris. Sin embargo, es difícil no sentir optimismo. Ser el supermercado del mundo es posible. (Fuente: Infobae)

24 de Julio (Valor Local)