EL CLÚSTER SOJERO PIERDE VALOR AGREGADO Y EXPORTA MENOS BIODIÉSEL Y HARINA

0
4

Los datos del Indec confirman que se embarca más aceite y porotos sin procesar · Influye la anulación del diferencial en las retenciones.

La cadena sojera está sintiendo el impacto de la anulación del diferencial en los derechos de exportación a productos como el biodiésel y la harina de soja que “premiaba” el valor agregado.

En el primer bimestre de 2019, las exportaciones de biodiésel fueron casi nulas en comparación con los U$S 176 millones que se habían embarcado en el mismo período de 2018.

Esta no industrialización de segundo grado, aumentó la oferta de aceite en bruto, cuyas exportaciones crecieron 68%, según datos del Indec, con un valor bruto muy similar a lo que se dejó de exportar con el biocombustible.

Una tendencia similar se da con las exportaciones de poroto de soja -sin procesar- que solían ser bajas en este tramo del verano y este año crecieron a 56 millones de dólares, contra 6 millones del año pasado.

En sentido contrario, las ventas globales de harina de soja cayeron 12% de un año a otro. Hay que recordar, además, que la molienda de soja del primer bimestre se ubicó 5% respecto de 2018, lo que significa una menor disponibilidad de subproductos.

Debido a la falta de materia prima hasta que ingrese la nueva cosecha, durante los meses del verano la industria del crushing importó soja por 509 millones de dólares, versus 137 millones en 2018. Considerando los cinco ítems, la balanza comercial exterior del complejo soja cayó 25% respecto del año pasado.