TRAS LA SEQUÍA Y EL TEMPORAL, RELEVAN FUERTES PÉRDIDAS DE RINDES EN CÓRDOBA

0
37

Las últimas lluvias generaron un efecto negativo en los lotes de cultivos que todavía no se levantaron en esta provincia · Un informe de la Bolsa de Cereales de Córdoba estimó que la producción de soja en Córdoba esta campaña rondará las 7,6 millones de toneladas, 42% menos que en la anterior.

En tanto, la producción de maíz se proyectó en 10,4 millones de toneladas, 34% menos que un año atrás y con un bajo rendimiento (60,3 quintales por hectárea). El sorgo tendrá el rendimiento más bajo de los últimos 10 años: 45 quintales por hectárea, 13% menos que la última campaña.

El reporte señal que la sequía, las últimas lluvias y el cambio de destino (de cosecha a forraje) que sufrieron los cultivos esta campaña impactará fuerte en los resultados. En el caso de la soja, el rendimiento de 20,6 quintales por hectárea es el segundo más bajo de los últimos 10 años.

La caída del 42% en la producción se debe a un recorte considerable del área disponible para cosecha, donde de las 4.211.100 hectáreas, 503.000 ha fueron consideradas como perdidas, hay lotes que no van a cosecharse (381.200 ha), o bien cambiaron su destino y sirven como alimento para el ganado (121.900 ha), ya que la sequía también afectó los pastizales y pasturas.

Sobre los rendimientos, la falta de agua ocasionó mermas en el peso de los granos, desgrane de la planta en pie y problemas de calidad. Después, debido al temporal de lluvias en la primera quincena de este mes (alta humedad y temperaturas templadas) se potenció la apertura de vainas y la germinación del grano.

El avance de cosecha es del 66%, apenas un punto porcentual superior al valor de la campaña 2016/17, pero muy por debajo (24 puntos porcentuales) de lo esperado para este mes si se compara con una campaña "normal" (2014/15).

Maíz

En caso del maíz en Córdoba, el rendimiento también es el segundo más bajo de los últimos 10 años principalmente por las disminuciones en el peso de los granos por efecto de la falta de agua durante el período crítico. Los valores más bajos se relevaron en los departamentos del norte (Colón, Río Primero, Río Seco, Totoral y Tulumba) donde oscilan entre los 31 y 40 quintales por hectárea, cuando el promedio histórico (2007/17) para esa zona de entre 64 y 69 quintales por hectárea.

En el departamento de Río Cuarto el rendimiento se ubicaría en los 47 quintales por hectárea mientras que el promedio histórico es de 67. A este contexto se le suma una pérdida de calidad por la acción de las últimas lluvias que potenciaron el brotado de granos en espiga en lotes que aún esperan ser cosechados.

El avance de cosecha de maíz es del 29%, superior a hace un año porque no hay caminos inundados en la zona maicera provincial.

Sorgo

La producción de sorgo también está afectada. Su rendimiento es de 45 quintales por hectárea y la producción de 283.300 toneladas, 13% menos que en el ciclo 2016/17. Sin embargo, de los cultivos estivales que se hacen en la provincia, fue el que menos superficie perdida presentó porque resistió mejor la falta de agua. (Fuente: La Nación)

29 de Mayo (Valor Local)